Desplazarse hacia arriba
< >
NOTICIAS

Una nueva era para la gestión ambiental

Incorporamos técnicas de avanzada provenientes de la biología molecular

Aplicamos por primera vez en el país un conjunto de técnicas provenientes de la biología molecular y de la medicina adaptadas para la remediación de sedimentos en la industria del Oil&Gas. El uso de esta metodología de avanzada en Y-TEC permite aumentar la efectividad de diagnóstico de una manera exponencial: del 0,1% al 99%. Un cambio de paradigmas para la industria.

En conjunto con el Centro de Investigación y Desarrollo en Fermentaciones Industriales (CINDEFI, CONICET-UNLP) y el Instituto de Estudios Andinos (IDEAN, CONICET-UBA), nuestra empresa de tecnología introdujo por primera vez la metodología de Diagnóstico Molecular Ambiental (DMA) para la remediación de sedimentos en los canales perimetrales de la Refinería La Plata. La utilización de estos métodos permitió demostrar que la mejor alternativa de remediación es el tratamiento biológico in situ mediante Recuperación Natural Monitorizada (RNM), una novedosa tecnología de tratamiento no invasiva con el ambiente.

Históricamente, el diagnóstico de sitios afectados por la actividad industrial se realizaba por medio de técnicas microbiológicas de cultivo. “Con los métodos tradicionales, se podía recuperar sólo el 0,1% de la diversidad presente en la muestra y establecer relaciones indirectas sobre lo que estaba pasando. Con el uso de microbiología molecular podemos determinar con precisión el potencial degradativo del microbioma nativo de una muestra proveniente de un sitio con historia de afectación con hidrocarburos”, cuenta María Elena Oneto, líder de Programa en Y-TEC.

El Diagnóstico Molecular Ambiental, que reúne un grupo de técnicas avanzadas y emergentes, permite obtener información sobre la capacidad de biodegradación del sistema. Su uso es aplicado para estudiar las características biológicas y químicas de muestras ambientales, proporcionando información sobre los organismos, los genes o las enzimas que participan en la biodegradación de los contaminantes, las contribuciones relativas de los procesos abióticos y bióticos, y las tasas relativas de los diversos procesos de degradación.

La aplicación de esta metodología requiere de un grupo de trabajo interdisciplinario, con alto grado de conocimiento en técnicas de recolección y análisis de muestras. “Fue muy importante la experiencia del CINDEFI en la aplicación de técnicas moleculares y su capacidad tecnológica”, explica Oneto. Allí radica la importancia de la integración el sistema científico nacional.

“Esta metodología, de novedosa aplicación en la caracterización de sedimentos, también puede utilizarse para el diagnóstico de suelos y aguas subterráneas, siendo muy completa gracias a su alto grado de precisión”, cuenta la Dra. Nuria Vidal, Tecnóloga de Medio Ambiente en Y-TEC.

El Diagnóstico Molecular Ambiental, que reúne un grupo de técnicas avanzadas y emergentes, permite obtener información sobre la capacidad de biodegradación del sistema. Su uso es aplicado para estudiar las características biológicas y químicas de muestras ambientales, proporcionando información sobre los organismos, los genes o las enzimas que participan en la biodegradación de los contaminantes, las contribuciones relativas de los procesos abióticos y bióticos, y las tasas relativas de los diversos procesos de degradación.

El Diagnóstico Molecular Ambiental, que reúne un grupo de técnicas avanzadas y emergentes, permite obtener información sobre la capacidad de biodegradación del sistema. Su uso es aplicado para estudiar las características biológicas y químicas de muestras ambientales, proporcionando información sobre los organismos, los genes o las enzimas que participan en la biodegradación de los contaminantes, las contribuciones relativas de los procesos abióticos y bióticos, y las tasas relativas de los diversos procesos de degradación.

Mayor conocimiento, más efectividad

Realizar un diagnóstico preciso, que permita conocer las capacidades biogeoquímicas de depuración de un sistema, crea las condiciones fundamentales para la elaboración de planes de remediación más efectivos. A partir de los estudios realizados, se pudo corroborar que la mejor alternativa para los sedimentos depositados en los Canales de Refinería La Plata es el tratamiento biológico in situ mediante Recuperación Natural Monitorizada (RNM).

Esta técnica de biorremediación tiene numerosas ventajas en relación al dragado, que además de ser invasivo con el ambiente ha demostrado una baja efectividad a lo largo de sus aplicaciones en el mundo. “La RNM constituye una de las tecnologías de tratamiento más efectivas e innovadoras, que combina procesos físicos, químicos y biológicos logrando una solución permanente, de forma no invasiva y manteniendo al ecosistema intacto”, explica Vidal.

“Es importante entender que el dragado no elimina el problema, sino que lo traslada. En la RNM, además de las capacidades naturales de degradación de la comunidad microbiana autóctona, el aislamiento físico (capping natural) es el mecanismo de recuperación inmediato y predominante. La sedimentación natural de material limpio logra aislar los horizontes afectados”, resalta Oneto.​

En el caso particular de los Canales La Plata se pudo concluir, mediante la aplicación del DMA, que el horizonte superficial no sólo actúa aislando físicamente a los sedimentos con afectación histórica sino que, dada la gran actividad microbiológica, actúa como un biofiltro natural impidiendo el reingreso de los hidrocarburos al curso de agua.

Estas nuevas aplicaciones fueron aprobadas por el Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable de la Provincia de Buenos Aires y constituyen, además, un aporte valioso para la normativa ambiental argentina, que cuenta con la oportunidad de enriquecer los parámetros de diagnóstico con técnicas más efectivas.

Otras noticias